Adjudicado durante el primer año el 75% del total de la línea financiera del Programa Aurrera prevista para cuatro años

ELKARGI SGR

El Programa Aurrera, impulsado por SPRI, Instituto Vasco de Finanzas (IVF) y ELKARGI para financiar proyectos empresariales emprendedores, habrá adjudicado al cumplir un año de vigencia, después de su entrada en funcionamiento en marzo de 2018, más del 75% del total de la línea financiera prevista para los cuatro años contemplados inicialmente para la iniciativa. El ritmo de solicitudes permite calificar de éxito su acogida por parte de las pequeñas empresas de nueva creación y startups, principales destinatarias de esta herramienta financiera.

Fruto del convenio suscrito el 15 de marzo de 2018 por los Departamentos de Desarrollo Económico e Infraestructuras y de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, junto a la sociedad de garantía recíproca ELKARGI, el Programa Aurrera ha aprobado hasta el momento 31 operaciones por un total de 3,8 millones de euros, habiéndose formalizado hasta la fecha 25 operaciones por más de 2,9 millones de euros.

Éstas se distribuyen entre los diversos sectores de actividad y los tres territorios de la CAV de manera uniforme. Bizkaia ha sido la principal receptora (44% de las operaciones), seguido de Gipuzkoa (32%) y Araba (24%). El importe medio por operación aprobada ha rondado los 120.000 euros.

Además, el impacto en el empleo del Programa Aurrera asciende a 173 personas.

El Programa Aurrera está dotado con una línea financiera de hasta 5 millones de euros para la concesión de préstamos a largo plazo a pequeñas y medianas empresas de nueva creación, con un máximo de 3 años de antigüedad desde el inicio de su actividad, que desarrollen una actividad emprendedora y que se comprometan con un proyecto empresarial que genere al menos 3 empleos en 3 años.

A través del Programa Aurrera, el IVF concede préstamos directos con un importe mínimo de 50.000 euros y máximo de 250.000 euros, con un tipo de interés de Euribor 12 meses+1,25%, un plazo de amortización de hasta 7 años y una carencia de hasta 2 años. La empresa solicitante deberá aportar al menos un 30% de la necesidad de financiación del proyecto, por lo que los 5 millones de euros aportados por IVF se convertirán en al menos en 7,15 millones de euros de inversión directa.

Las operaciones financieras se formalizan directamente por el IVF, y deberán contar con el aval de ELKARGI, quien evalúa las solicitudes aplicando los criterios de análisis y decisión que utiliza habitualmente en su actividad avalista. Destaca el hecho de que en ningún caso se exigen garantías hipotecarias a los solicitantes, ni firmas de familiares u otras personas diferentes a los promotores e impulsores de los proyectos.

A pesar de que se trata de proyectos de difícil valoración, el Programa es una clara apuesta de todos los agentes implicados (SPRI, IVF, BICs, BEAZ y ELKARGI) por los emprendedores. Además, esta nueva línea de financiación complementa la cartera de ayudas económicas (subvención, préstamo y capital) ofrecida por el Gobierno Vasco, aportando a las pymes un nuevo instrumento financiero con mayor flexibilidad (activo fijo + circulante), visión de largo plazo y con la garantía que supone el respaldo de ELKARGI.