ELKARGI reúne en Donostia a expertos en empresa familiar para poner en valor los procesos de sucesión en las empresas

Cristina Aragón, Zenón Vázquez, Josu Sánchez, Imanol Lasa, Iosu Pascual, Jacques Garate, Mikel Alberdi, Gaizka Zulaika

LA SGR INSTA A AFRONTAR EL RELEVO EN LA DIRECCIÓN DE LAS EMPRESAS FAMILIARES DE FORMA ORGANIZADA, PLANIFICADA CON ANTELACIÓN Y SIN IMPROVISACIONES QUE PONGAN EN  RIESGO EL FUTURO DE LAS MISMAS.

Bajo el título ‘El proceso de sucesión en la empresa familiar’, ELKARGI ha congregado, en Donostia-San Sebastián, a socios, administradores, gestores y miembros de empresas familiares en torno a una jornada dirigida a analizar las claves prácticas a tener en cuenta a la hora de realizar una sucesión ordenada en esta tipología de empresas. Asimismo, el acto ha servido para conocer la opinión de expertos en el tema y para compartir las experiencias prácticas de empresas familiares que han afrontado este proceso.

Las diferentes ponencias han coincidido en que en las empresas familiares, que constituyen la mayor parte de las compañías de nuestro entorno, el proceso de sucesión es una etapa crítica. A los aspectos meramente técnicos y de gestión vinculados a él, se añaden las implicaciones familiares y sus correspondientes tensiones, junto a un fuerte trasfondo psicológico.

La apertura de la jornada ha corrido a cargo de Josu Sánchez, Presidente de ELKARGI, quien se ha referido a la empresa familiar como un colectivo “por el que en ELKARGI hemos sentido históricamente una especial predilección, y al que hemos acompañado de manera ininterrumpida a los largo de los casi 40 años de nuestra existencia”. Asimismo, ha hecho mención al último estudio del Instituto de Empresa Familiar, en el que se constata que este colectivo representa casi el 85% de las empresas de Euskadi, supone más del 42% del PIB vasco y ocupa a más del 60% de los empleados.

El Presidente de ELKARGI ha recordado que en las empresas familiares está el origen de la industrialización vasca, al tiempo que el desarrollo económico, social y tecnológico de Euskadi están ligados a nombres y apellidos de personas integrantes de esas familias. “Por todo ello –ha añadido- tienen y tendrán un enorme peso y una gran potencialidad, y es que han sabido dar una mejor respuesta a las situaciones de crisis, han mantenido mejor los niveles de empleo y han logrado generar relaciones más estables y fructíferas con los entornos en los que nacieron”. Y en ese contexto, ha hecho hincapié en la necesidad de afrontar la sucesión en la empresa familiar de una manera planificada y organizada, en todos y cada uno de sus ámbitos.

Por su parte, la Responsable de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Deusto, Cristina Aragón, ha coincidido con Josu Sánchez en destacar el peso y la aportación de la empresa familiar al conjunto de Euskadi, al tiempo que ha señalado que las encuestas confirman que la sociedad vasca percibe de manera muy mayoritaria la fuerte vinculación de la empresa familiar con el desarrollo económico local, el empleo y el bienestar. No obstante, se ha cuestionado si las empresas familiares están preparadas para seguir ejerciendo ese papel protagonista en el futuro. Y en ese contexto, ha mostrado su intranquilidad por hechos como que el 50% de ese colectivo no tiene planes de sucesión para transmitir la propiedad o que el 74% no tenga protocolo familiar escrito. “Por todo ello -ha añadido- la continuidad exige que los miembros de la familia se unan alrededor del legado y se comprometan con él. Es importante que la familia se siente, hable y entre en un proceso que les permita encontrar una fórmula que integre las aspiraciones de todos”.

A continuación, el Director de la Asociación de Empresa Familiar de Euskadi (AEFAME), Gaizka Zulaika, ha preferido hablar de “continuidad del proyecto familiar, en lugar de relevo”. En este sentido, Zulaika considera que la continuidad exitosa tiene relación directa con la gobernanza familiar, y ésta debe ser trabajada. Además, ha expresado el objetivo de que Euskadi sea un ecosistema competitivo para las empresas familiares. Para ello, desde ELKARGI se está trabajando con AEFAME en una línea de mecanismos de financiación para la concentración accionarial y el crecimiento empresarial.

Por su parte, el Responsable de Empresa Familiar de ELKARGI, Mikel Alberdi, ha analizado la sucesión como un proceso continuo que requiere de diversas acciones en distintas etapas de la vida de la empresa. En su opinión, es imprescindible alinear los objetivos de la familia y la empresa, y conviene planificar cada una de estas acciones con anticipación, sin que haya lugar a la improvisación. Al respecto, ha recordado que “cada familia es distinta y requiere un traje a medida, con acciones y tiempos adecuados a su realidad”. Al margen de ello, ha dado cuenta de cómo se abordan este tipo de procesos y de la distinta tipología de acciones que se pueden llevar a cabo, y que en su práctica habitual ELKARGI pone a disposición de estas empresas.

El tramo final de la jornada ha servido para conocer dos experiencias prácticas de empresas familiares, protagonizadas por Jacques Garate en representación de la familia Garate Hernández, propietaria de Algaher y Sistemas Esselle, y por Iosu Pascual, en representación de la familia Pascual Otzeta, propietario de las empresas Niasa y Corpa. El público participante ha podido conocer en detalle los procesos sucesorios llevados a cabo en ambas compañías.

Estas intervenciones han dado paso al cierre de la jornada, del que se ha encargado Zenón Vázquez, Director General de ELKARGI, quien ha hecho hincapié en que para esta entidad el acompañamiento a las empresas familiares en la planificación de sus procesos de sucesión se ha convertido en todo un reto estratégico. A su juicio, garantizar el futuro de este tipo de empresas, manteniendo la propiedad en la familia, es el objetivo que siempre se ha marcado ELKARGI, una meta a la que esta entidad dedica mucho tiempo y esfuerzo, y en la que se inscribe jornadas formativas y divulgativas como la celebrada hoy en Donostia.

Zenón Vázquez ha destacado también el papel de aliado financiero de ELKARGI, una entidad creada por y para las empresas, un referente financiero, comprometido con el entramado empresarial, al que ofrece financiación a medida. Y en ese contexto, ha pormenorizado los productos y servicios que, tanto en el ámbito de la financiación como en el de la formación y la consultoría, ELKARGI pone a disposición de las empresas, a las que ha animado “a que compartan con nosotros sus inquietudes y necesidades financieras, con la garantía de que siempre encontrarán el apoyo incondicional de ELKARGI“.