play icon

Un sabor histórico con materia autóctona

BASQUE MOONSHINERS


Un guerrillero italiano que combatía en la Guerra Civil Española, enseña a un habitante de Fontecha (Álava) un método para producir vodka, aprovechando la calidad de la patata de la zona. Esa receta es rescatada por el nieto de éste último, dando origen a la destilería Basque Moonshiners.